Viernes 20 de Octubre de 2017 | 11:22 hs.

En el primer semestre Tierra del Fuego produjo un 12% menos de celulares

10.08.2017 11:18 |  interes_general

 
En cuanto a la situación productiva, los directivos de las principales marcas afirman que hoy el panorama luce más "estable". Sin embargo, el polo fueguino está lejos de operar a pleno.

 
Según datos de AFARTE, el nivel de utilización de la capacidad instalada actualmente bordea el 65%.
Si bien implica una mejora respecto del 50% que se registraba hace doce meses, está unos puntos por debajo del promedio general de la industria.
"Este año, la producción total claramente va a ser menor que el registro de 2016", apuntó el directivo de una de las principales marcas instaladas en el sur.
En celulares, por ejemplo, se alcanzaron las 4,6 millones de unidades durante el primer semestre, un 12% menos que los registros del mismo período del año pasado, que ya había sido regular.
Para ponerlo en perspectiva, el récord para el lapso enero-junio se logró en 2012, cuando de las líneas de montaje salieron 6,5 millones de teléfonos.
Desde AFARTE aseguraron que la principal variable que impide que el negocio se expanda es el contrabando.
"Están entrando teléfonos a un ritmo de 8.000 equipos por día", alertaron.
Las cifras se desprenden del registro de operadoras de telefonía, dado que cada unidad cuenta con un IMEI, un código único que permite saber cuál es el origen del celular apenas se le inserta un chip.
"Lo positivo es que venimos teniendo reuniones con la subsecretaría de Comercio y con la Aduana, en las que están involucrados desde fabricantes hasta prestadoras del servicio, para ver cómo podemos atacar este flagelo. Achicar el mercado negro implicaría, automáticamente, una mayor producción nacional", afirmaron desde la cámara.
En el caso de los televisores, el semestre cerró con 1,4 millón de equipos, "levemente por debajo del 2016", momento que coincidió con la normalización de las importaciones y en el que se registró un salto en el nivel de stock.
Los empresarios tampoco son muy optimistas porque prevén un mercado de consumo de 3 millones de LED para todo el año, mientras que en el período previo se habían alcanzado las 3,8 millones de unidades.
Sin embargo, el mayor problema se está registrando en el negocio de los equipos de aire acondicionado, que es el ítem más intensivo en mano de obra.
Las plantas fueguinas apenas llevaban producidas 300.000 unidades hasta junio, 800.000 menos que el año pasado.
La perspectiva es que el ritmo levante un poco, hasta totalizar 1,1 millón de equipos en todo 2017, pero no alcanzaría para torcer la aguja, dado que en 2016 se alcanzó la meta de 1,8 millón de aparatos fabricados.
Según AFARTE, en este caso confluyen varias causas: "Es un artículo con un nivel de rotación más extenso, no hubo temperaturas muy extremas en los últimos meses y, por último, se sumó el tarifazo eléctrico, que generó una actitud más precavida entre los consumidores".
Así y todo, los fabricantes muestran su entusiasmo por el impacto positivo que podría significar la firma del plan competitividad, que avanza "despacito", sin prisa pero sin pausa, y que se aceleraría una vez que pase el fervor de las elecciones.

Reciba nuestra información en su correo electrónico.
Suscríbase a nuestro Newsletter.

Suscribirse