Lunes 23 de Octubre de 2017 | 17:39 hs.

Necesitamos que la calidad del servicio sea acorde a lo que le sale a la ciudad”

15.09.2017 14:26 |  municipios

Representantes del sindicato de la UTA se hicieron presentes durante la mañana de ayer en el Concejo Deliberante con el argumento de que ciertos comentarios de concejales perjudican la relación entre los trabajadores y los usuarios, por tanto exigieron explicaciones antes estos dichos.




 El concejal por la UCR, Paulino Rossi, sostuvo respecto a la reunión que “a mi me llamó la atención, supuestamente tenía que aclarar cosas que yo no dije, de hecho, si yo tengo que discutir la calidad de prestación de servicio quiero la empresa acá, no el sindicato” a lo que agregó que “con el sindicato hay que ver la relación laboral que, afortunadamente, por lo que decían están fantásticos, tan fantásticos están que salen en defensa de la empresa, cuando ellos tienen otro rol totalmente distinto”.



“Me llama la atención porque uno con los sindicatos tiene que discutir situaciones laborales, nosotros garantizamos la continuidad laboral, absorbieron a todo el personal, están en mejores condiciones, tienen colectivos acordes, están mucho mejor de lo que estaban antes, con lo que la primera etapa se cumplió, que es que los trabajadores tengan condiciones aptas para llevar adelante su trabajo” manifestó.



Con relación al servicio que la nueva empresa City Bus está llevando adelante desde algún tiempo, Rossi señaló que “yo soy concejal de la ciudad, yo tengo que velar por la calidad de la prestación de servicios, y si creemos que está todo bien es mentirnos a nosotros mismos, porque, obviamente que hubo un salto de calidad, porque veníamos de un servicio que era muy malo, pero está lejos de ser el óptimo, y cuál es la gran diferencia sustancial, que en la condición contractual anterior, había un subsidio que rondaba los 150 mil pesos mensuales, ahora subió a más de 3 millones de pesos por mes, porque se decidió tener un servicio de calidad, y no trasladar el costo al usuario”.



“Entonces -añadió Rossi-, si pagamos un servicio tan caro, necesitamos que la calidad o la retribución en el servicio sea acorde a lo que le sale a la ciudad, y esto implica que, más allá de que no estén las unidades nuevas, las frecuencias se tienen que respetar”. En este sentido recordó que “uno de los ejes de conflicto, que yo sabía que había generado un malestar en los choferes, porque a principio de año hice una crítica, desde mi calidad de usuario de colectivo, ya que habitualmente uso el transporte público para venir a trabajar, una vez me tocó una vivencia de la que fui bastante crítico, hasta pedí una reunión formal con el sindicato, porque un chofer no quería que una mamá suba con el cochecito armado, le pedía por favor que lo desarme, la lógica dice; cómo hace una mamá, con un bebé en brazos, que no camina, para desarmar un cochecito para subir al colectivo”.



Además, el funcionario electo remarcó que “hay una empresa que tiene una retribución mensual que es muy buena y tiene que brindar un servicio de calidad, y son ellos los responsables de que estas situaciones no sucedan, no es un ataque al trabajador, es una defensa del usuario que, a través del boleto o del pago de los impuestos está pagando por un servicio de colectivos que hemos mejorado, pero hay que seguir trabajando para que sea un servicio acorde a lo que la ciudad de Río Grande merece”.

Reciba nuestra información en su correo electrónico.
Suscríbase a nuestro Newsletter.

Suscribirse