Sábado 21 de Julio de 2018 | 2:29 hs.

Las petroleras ya están analizando el plan off shore

30.01.2018 10:38 |  provincia

 Mientras el Gobierno avanza con los planes para lanzar este año la licitación y exploración de tres áreas off shore en el Mar Argentino, las empresas reconocen que ya hubo contactos a través del hombre designado por el ministro de Energía Juan José Aranguren, Rodrigo García Berro.

 
El Ministerio de Energía tenía previsto lanzar la primera de las licitaciones de áreas offshore en la plataforma continental argentino en noviembre o diciembre del año pasado. Será la primera compulsa pública internacional de áreas en el Mar Argentino en más de quince años. Sin embargo, las complejidades técnico-administrativas de la iniciativa convencieron al ministro Juan José Aranguren de la necesidad de crear una unidad especial que esté a cargo del proyecto. En esa dirección, designó a Rodrigo García Berro al frente de la dirección offshore de la cartera. García Berro es un ex ejecutivo de Total, una de las compañías con más experiencia off shore en Argentina sobre todo en la cuenca Austral.
Para algunos especialistas, como el ex secretario de Energía Jorge Lapeña, ha sido un error haber apostado todo a la actividad no convencional de Vaca Muerta y no haber lanzado un plan de exploración off shore antes para evitar las fuertes caídas de la producción.
En el sector de hidrocarburos explicaron a El Economista que frente a la futura convocatoria del Gobierno para el off shore, Total la está evaluando de cerca y cree que hay muy buenas oportunidades. La compañía francesa opera en off shore en la cuenca Austral desde 1978.
Desde los operadores consultados explicaron que se está llevando adelante, el relevamiento del Gobierno en el mar argentino. Además, Total que fue el responsable de importantes hallazgos en la década del ´80 y ´90 como los yacimientos de Hidra y Cares, en 2016, puso en marcha el yacimiento Vega Pléyade, ubicado frente a la costa de Tierra del Fuego y el más austral del mundo, con una inversión de US$ 1100 millones. Se trata de una plataforma off shore que ya produce 9 millones de metros cúbicos diarios y ya aporta el 8% de todo el consumo nacional. En el megaproyecto, que fue inaugurado el año pasado por el ministro Aranguren, Total es socia de Wintershall y Pan American Energy. Aunque la petrolera francesa, detenta el 37,5% y es también el operador.
Si bien hay mucha experiencia de Total y de otras compañías en materia de exploración off shore en la cuenca Austral, el Gobierno quiere ampliar las áreas de exploración off shore en el mar argentino en la licitación.


Shell y Petrobras

Frente a la compulsa, Shell de amplia experiencia en el off shore en el Mar del Norte y otras regiones del mundo, analiza si va a participar de la licitación ya que a pesar de la venta del negocio de las estaciones de servicio y la refinería a la brasileña Raizen, sigue manejando el negocio del upstream.
Otro peso pesado del off shore que está en duda es Petrobras. La compañía brasileña logró en menos de quince años que Brasil dejara de depender de las importaciones de
petróleo gracias a los descubrimientos del Presal frente a las costas de Río de Janeiro. Sin embargo, los escándalos de corrupción que aún afectan al ex presidente Luiz Inacio
Lula da Silva, la hicieron perder miles de millones de dólares y todavía se está recuperando. La petrolera incluso vendió sus negocios principales en Argentina.
Otra que está evaluando si participa o no es la compañía chilena, Enap Sipetrol que opera varios proyectos offshore en Santa Cruz.
Frente al próximo llamado de la convocatoria, Jorge Lapeña, quien fue el responsable del lanzamiento del Plan Houston (donde se firmaron 70 contratos en su mayoría off shore), señaló por su parte que “creo firmemente que con un buen paquete de información sismográfica de las áreas a licitar y un buen contrato tipo todas las empresas petroleras de primera línea mundial podrían estar interesadas en una política exploratoria en la plataforma continental de nuestro país hasta el talud oceánico”.
Pero para ello Lapeña destacó que “el tema es diseñar adecuadamente la política exploratoria y diseñar una estrategia licitatoria apropiada. La experiencia exitosa de las licitaciones en las islas Malvinas realizadas a partir de 1995 creo que debe ser tomada en cuenta por quienes hagan el diseño de esa política en nuestro país”.
El otro aspecto clave que analizó Lapeña es “es el rol que el Gobierno le asigne en esa política exploratoria a la empresa mixta YPF de la cual el Estado nacional es propietario del 51% del paquete accionario”.
Por tratarse de grandes inversiones a riesgo habrá que ver si el Gobierno opta por un modelo donde se pueden sumar varios operadores pero con operador principal, al estilo de las UTE que operan en Argentina o busca una estructura societaria más innovadora.
En tanto, habrá qué ver cómo impacta la recuperación de los precios del crudo y si se mantiene en el tiempo. Para los expertos, debería ayudar a lograr mayor interés.

Reciba nuestra información en su correo electrónico.
Suscríbase a nuestro Newsletter.

Suscribirse